Un estudio prospectivo de Vall d’Hebron confirma que los menores de edad son poco transmisores del SARS-CoV-2

“El estudio prospectivo reafirma que los niños son menos transmisores del SARS-CoV-2 que los adultos en el entorno domiciliario”. “Ahora constatamos que la libre circulación de los niños y el retorno a las escuelas no han supuesto una mayor transmisión del SARS-CoV-2 por parte de ellos”. “Solo un 8% de los pacientes pediátricos con diagnóstico de COVID-19 confirmado en Catalunya entre el 1 de julio y el 31 de octubre fueron los transmisores de la infección por SARS-CoV-2 al resto de miembros de su núcleo familiar”.

EDUCACIÓN EN PERSONA Y TRANSMISIÓN DE COVID-19: REVISIÓN DE LA EVIDENCIA

“Si bien se han notificado casos esporádicos de COVID-19 en entornos escolares, por lo que respecta al nivel de transmisión en la comunidad, las escuelas no se han identificado como entornos de propagación alta, excepto por la escuela secundaria de Jerusalén en Israeli en mayo (donde no se siguieron medidas de mitigación)” “Un estudio global que registró los datos sobre el cierre de escuelas y su posterior reapertura en 191 países no mostró asociación alguna entre la situación de las escuelas y las tasas de infección por COVID-19 en la comunidad”.

Los niños no pueden permitirse otro año sin escuela

“Aunque existen pruebas contundentes acerca de los efectos del cierre de las escuelas sobre los niños y cada vez hay más evidencia de que las escuelas no son la causa de la pandemia, en muchos países se ha optado por mantener las escuelas cerradas y algunas no abren desde hace casi un año”. “En caso de confinamiento, las escuelas deben ser de los primeros centros en reabrir cuando las autoridades comiencen a suprimir las restricciones”.

Casos y transmisión de COVID-19 en 17 escuelas K-12 – Wood County, Wisconsin, del 31 de agosto al 29 de noviembre del 2020

¡Comparte esta información!